martes, 27 de marzo de 2012

DESCALABRO DE MITOS. DIOSES DE BARRO

Leonard Cohen susurra de puta made. Pero ¿cantar? ¿Alguien le ha oído cantar alguna vez?

Sabina escribe unas letras muy buenas. Pero le pasa lo mismo que a Bob Dylan. Su voz es más espantosa cada día que pasa. Sabina y Bob tienen algo en común: son mejores letristas que cantantes. Supongo que deberían aprender de Leonard Cohen.

Nadie niega que Ramones fueran los precursores de un estilo que musicalmente no dice ni aporta nada. Y ahí siguen; en lo alto del pedestal.

Entre 1988, fecha de la publicación de New Jersey, y 1992, fecha de la publicación del esperadísimo Keep The Faith, Bon Jovi fue el tío que movía los hilos en el rock and roll. Si no te gustó entonces, te jodes igual que ahora.

Por si alguien no lo sabía, Hombres G arrasaban en Sudamérica tanto o más que en su país de origen. Por este motivo, allí eran conocidos como los Beatles latinos. Pero los comienzos del grupo se acercan más a la propuesta estilística de los Ramones que a la de los Beatles, como puede apreciarse en su primera película Sufre Mamón. Si Ramones eran unos genios, Hombres G y Los Nikis también lo son.

El mejor disco de Yngwie J. Malmsteen no es Eclipse, como está empeñada la crítica especializada. El premio es para Odissey. Un trabajo en el que la propensión del sueco a masturbar el mástil de su guitarra se encuentra atenuada por la construcción de unos riffs perfectamente definidos y efectivos, de una cuadratura instrumental estándar. Eclipse, sin embargo, fue el primer atisbo de lo que a la postre sería su perdición: intentar convertirse en Yngwie J. Mozart. En el siguiente trabajo, Fire And Ice, se hace totalmente patente el descalabro. Su empeño compositivo en fusionar su virtuosismo onanista y la música clásica desemboca en una enorme disonancia interpretativa. Es decir, Fire And Ice es una puta mierda de álbum que encima mereció la etiqueta de metal neoclásico, que es lo más absurdo que se ha escrito en la prensa especializada desde hace años.

Por cierto, Kirk Hammet, guitarrista solista de Metallica, es otro masturbamástiles. Lo que pasa es que tarda más en hacerse una paja.

A Different Kind Of True es el nuevo disco de Van Halen. Pero sólo porque no ha sido editado con anterioridad a 2012. Por lo tanto, no puede decirse de Eddie Van halen aquello de quien tuvo, retuvo. En su caso, quien tuvo, tuvo. Y punto. A Different Kind Of True no es más que la remasterización de antiguas maquetas grabadas. Que Eddie sigue demostrando una técnica incomparable es indiscutible. Que siga inspirado a la hora de componer, no. Le pese a quien le pese, se llame como se llame, y escriba donde escriba.

Queen era una banda de rock tocando pop. Y no, su guitarrista no es el mejor de la historia. Que se os quite de la cabeza. Curiosamente, Queen y Bon Jovi tienen algo en común: siempre se subestimó la labor de su bajista. En el caso de Bon Jovi las comparaciones son odiosas, ya que el bajo siempre fue mejor que la guitarra.

El disco homónimo de la banda Mötley Crüe, fue su mejor trabajo hasta la a aparición de Saints Of Los Angeles. Cómo no, la crítica especializada lo atacó sin piedad, tildándolo de ser una imitación de Soundgarden. Discutible. Se cebó en el hecho de que aquellos no eran los Crüe de sexo, drogas y rock and roll. Por otra parte, tampoco tenían derecho a seguir siéndolo. Por lo visto, cualquier grupo que hubiera editado un álbum con anterioridad a Nevermind, debía desaparecer; o en su defecto, acreditar como lugar de residencia Seattle... No sé, chavales. Uno no deja de querer a su novia porque un día se ponga bragas de algodón en lugar del tanga de encaje. Y si es buena en la cama, ¿qué importancia específica tiene lo que llevaba puesto dos minutos antes? Sospecho que los críticos especializados de rock no se acostaban con muchas chicas a mediados de los noventa. Y sospecho que siguen igual.

Shakira no tiene una manera propia de cantar. No sabe cantar, ni se la entiende cuando lo intenta. Y sus meneos tan sólo sirven para que alguien se masturbe escuchando a Yngwie J. Malmsteen al mismo tiempo.

¡Por supuesto! ¡Kiss son los Beatles del rock! Sus letras son más yeah!, más baby, y más c´mon. Y poco más.